ESCOLA L'ESPERANÇA

Foro para los alumnos y exalumnos
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Jaime Vandor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Alberto

avatar

Nombre de missatges : 138
Fecha de inscripción : 30/03/2009
Edad : 40

MensajeTema: Jaime Vandor   Miér Sep 23, 2009 2:00 am

El día 06 de octubre nos visitará Jaime Vandor, superviviente del Holocausto. Sería conveniente saber antes quién es y por qué es importante su testimonio.
El cine, la literatura y los medios de comunicación nos han acercado a la terrible realidad que tuvieron que vivir millones de personas durante la época nazi. Sin embargo, esos medios se han centrado en el horror de los campos de concentración, quedando relegada otra visión del horror, como fue la persecución y exterminio en los ghetos, quizás porque para muchos de los judíos que vivieron el Holocausto, el gheto se convirtió en una etapa intermedia, un mero tránsito hacia un campo de exterminio. Jaime Vandor no pasó por un campo de concentración. Pero no se puede decir que las condiciones en las que vivió durante su estancia en el gheto de Budapest fueran mejores que las de Treblinka, Mauthausen o Auswitz. No eran mejores porque imperaba el mismo sinsentido, la misma incertidumbre y la misma desesperación.
Tal y como aparece en su blog:

Citación :
Jaime Vándor, o Helmut Jacques Vándor, como consta en su partida de nacimiento, vio la luz en Viena, de madre austríaca y padre húngaro, en febrero de 1933. Hacía menos de cuatro semanas que Hitler había asumido el poder en Alemania. Tras la anexión de Austria al Tercer Reich su familia, judía, se refugió en Budapest, Hungría, en 1939. Su padre, que había sufrido mucho a raíz de la guerra de 1914, en el frente ruso y luego como prisionero de guerra en la Siberia Oriental hasta 1920, de ningún modo quiso vivir otra conflagración, y se estableció en Barcelona con la esperanza de poder sacar a su familia de Hungría, cosa que con el cierre de las fronteras no fue posible.

Con su madre y su hermano pasó en Budapest las vicisitudes de la Segunda Guerra Mundial y las persecuciones raciales a partir de la invasión de Hungría por las tropas alemanas en marzo de 1944. Se salvaron de la deportación en una de las “casas españolas” gracias a la protección de los “Justos de las Naciones” Ángel Sanz Briz y Giorgio Perlasca -y como ellos, otros 5.200 judíos húngaros- en los meses que precedieron la ocupación de la capital por el Ejército Soviético (enero de 1945). Gran parte de su familia pereció en el Holocausto.

Él mismo se explica en esta entrevista:
Citación :
Jaime Vándor llegó a España hace 60 años, cuando tenía 14. Pero para entonces su vida ya estaba marcada por la tragedia de haber sobrevivido a la masacre de todo un pueblo, incluidos "más de cien" familiares suyos en Austria, Hungría y Polonia. Ahora, ya jubilado como profesor de la universidad de Barcelona, se dedica a relatar su historia, "porque vale más el testimonio de alguien que sufrió aquello que cualquier libro o película". Ayer lo hizo en Santiago, en una conferencia organizada por la Asociación Galega de Amizade con Israel (AGAI)


.-Su infancia ha estado marcada por las mudanzas forzosas, siempre huyendo de los nazis.

-En efecto, nací en Viena en 1933. Pero cinco años después el tercer Reich se anexionó Austria, así que huimos a Hungría, pues mi padre era húngaro y logramos el visado. Una vez en Budapest, él se fue a Barcelona; quería llevarnos allí cuanto antes porque él ya había sufrido la I Guerra Mundial -fue prisionero de los rusos en Siberia durante tres años- y confiaba en que España no entrase en la II Guerra Mundial. Pero no fue hasta 1946 cuando mi madre, mi hermano y yo logramos huir de Hungría.

-¿Cómo fueron aquellos años en Budapest?

-Aunque por entonces en otros países los alemanes ya reclutaban a miles de judíos para enviarlos al frente -sólo sobrevivieron 7.000 de los 50.000 soldados hebreos-en Hungría estuvimos relativamente a salvo hasta marzo del 44, cuando los nazis ocuparon el país. Desde entonces hasta enero del 45, cuando el Ejército soviético entró en Budapest, fue cuando sufrimos la verdadera persecución nazi. En ese periodo, que en la historia húngara se conoce como ´los diez meses trágicos´, fueron deportados a Auschwitz 600.000 judíos en las provincias húngaras; la mayoría murieron. Y en Budapest fallecieron casi la mitad de los 200.000 judíos que por entonces vivíamos allí. Recuerdo que el primer día de bombardeos se suspendieron las clases, y que desde ese mismo día todos los judíos estábamos obligados a llevar la estrella amarilla en el pecho.

-¿Cómo se las arreglaban para sobrevivir?

-Vivíamos 51 personas en una habitación, con un sólo cuarto de baño, lo que generaba muchos problemas de salubridad, como piojos, etc. Además, hacía frío porque todas las ventanas habían sido destruidas en los bombaRdeos y en el fuego cruzado de los cañones. Cuando veíamos los aviones, nos refugiábamos en las habitaciones interiores, porque no había sitio para todos en el refugio del sótano. Para buscar comida, a veces mi madre se quitaba la estrella amarilla e iba a nuestro antiguo barrio, arriesgándose a ser fusilada si la descubrían. Recuerdo, sobre todo, el miedo. Con todo, hay que decir que mi familia y yo éramos privilegiados, porque vivíamos en una de las ocho casas que gestionaba la embajada española en Budapest, que tenían una protección especial, como por ejemplo que los que vivíamos allí no podíamos ser deportados. Aquello fue una iniciativa del diplomático español Ángel Sanz Briz y el italiano Giorgio Perlasca. Gracias a ellos más de 5.000 judíos de Budapest logramos huir de los nazis. De hecho, fue Perlasca quien nos consiguió a mí y a mi familia, en 1946, los papeles para salir de Hungría.

-Más que los libros de historia, la principal referencia que tenemos en España del Holocausto son películas como La lista de Schlinder o El pianista. ¿Son fieles a lo que sucedió?

-El cine nunca puede reflejar el sufrimiento real, porque no sería soportable para la gente. ¿Se imagina una cámara de gas filmada en realidad? No hay nadie que pueda soportar eso en la sala de un cine. Las películas sobre el Holocausto siempre están suavizadas, edulcoradas respecto de lo que realmente pasó, que fue mucho peor. Yo he visto tantas cosas horribles... vi a mucha gente morir de hambre, ejecuciones, vi cómo violaban a mujeres... a un primo mío de 16 años le pegaron un tiro en la calle. -

¿El antijudaísmo responde a la herencia del nazismo o se debe más bien a la actitud de Israel en Oriente Próximo?

-El odio a los judíos es una hidra de mil cabezas que comenzó hace 2.500 años, por ser la única religión monoteísta de la época que, además, no reconocía a los dioses de otros credos. Hoy en día el antijudaísmo se confunde o más bien se disfraza de antiisraelismo, cuando ser israelí no es más que una nacionalidad. El conflicto con los palestinos es territorial, no tiene nada que ver con la religión ni con el Holocausto. Además, hay otro Israel más allá del del frente, y queremos darlo a conocer.

Pilar Mera. Santiago

Publicado en La Opinión de A Coruña.


Última edición por Alberto el Miér Sep 30, 2009 8:16 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alberto

avatar

Nombre de missatges : 138
Fecha de inscripción : 30/03/2009
Edad : 40

MensajeTema: Re: Jaime Vandor   Miér Sep 23, 2009 2:06 am

Los justos entre las naciones
Tras la constitución del Estado de Israel, esta expresión designa de manera oficial a un programa de reconocimiento y distinción aprobado mediante una ley de 1953 por el Knéset o Parlamento israelí, y desarrollado a partir de 1963 por el Yad Vashem, la Institución creada para honrar a las víctimas y los héroes del Holocausto o Shoá, con el objeto de rendir el máximo honor a aquellas personas que, sin ser de confesión o ascendencia judía, prestaron ayuda de manera altruista y singular a las víctimas, por su condición de judíos, de la persecución emprendida por el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich alemán y otros afines en Europa con anterioridad y durante la Segunda Guerra Mundial.

Estas personas reciben el título de "Justo entre las Naciones" o "Justo" que se les otorga, junto con otros privilegios, en nombre del Estado de Israel y del "pueblo judío", en forma de un diploma certificado y de la denominada "Medalla de los Justos" en la cual, una inscripción remite a una frase del Talmud que simboliza la fe en la Humanidad:

"Quien salva una vida, salva al Universo entero"
Hasta el 1 de enero de 2007, un total de 21 758 personas de 41 países distintos habían sido declaradas "Justas entre las Naciones" siendo cada uno de sus nombres registrado por el Yad Vashem e inscrito en el "Muro de Honor del Jardín de los Justos" en Jerusalén.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alberto

avatar

Nombre de missatges : 138
Fecha de inscripción : 30/03/2009
Edad : 40

MensajeTema: Re: Jaime Vandor   Miér Sep 30, 2009 8:28 am

Citación :
El termino “ghetto” viene del nombre del barrio judío de Venecia, establecido en 1516. Durante la Segunda Guerra Mundial, los ghettos eran distritos urbanos (de menudo cerrados) en los cuales los alemanes forzaron a la población judía a vivir en condiciones miserables. Los ghettos aislaban a los judíos, separándolos de la población no judía así como de las otras comunidades judías. Los nazis crearon más de 400 ghettos.

Los alemanes consideraban la creación de los ghettos como una medida provisoria para controlar y segregar a los judíos. En varios lugares, los ghettos duraron poco tiempo. Con la implementación de la “Solución Final” en 1942, los alemanes sistemáticamente destrozaron los ghettos y deportaron los judíos a los campos de exterminio donde fueron asesinados. Algunos judíos fueron deportados desde los ghettos a campos de trabajo forzado o campos de concentración.

La mayoría de los ghettos (ubicados principalmente en la Europa oriental ocupada por los nazis) estaban cerrados con muros, rejas de alambre de púas, o portones. Los ghettos eran extremamente insalubres y estaban atestados. El hambre, la escasez crónica, los inviernos duros, y la falta de servicios públicos resultaron en brotes epidémicos y una alta mortalidad.

El ghetto más grande en Polonia era el ghetto de Varsovia, donde aproximadamente 450.000 judíos fueron hacinados dentro de un área de 1.3 millas cuadradas. Otros ghettos importantes eran los de Lodz, Krakow (Cracovia), Bialystok, Lvov, Lublin, Vilna, Kovno, Czestochowa, y Minsk.

Los nazis exigían a los judíos usar insignias o brazales que los identificaban como judíos y también que muchos hicieran trabajos forzados para el gobierno alemán. La vida cotidiana en los ghettos fue administrada por los consejos judíos (Judenraete), cuyos miembros eran nombrados por los nazis, y la policía judía, que fue forzada por los alemanes a mantener orden dentro del ghetto y a facilitar las deportaciones a los campos de exterminio.


Actividades ilegales – como contrabandear comida o armas, hacerse miembro de un movimiento juvenil, o asistir eventos culturales – ocurrían frecuentemente sin la aprobación de los consejos judíos (aunque en muchos casos el consejo judío sí patrocinaba actividades culturales).

En algunos ghettos, miembros de la resistencia judía organizaron insurrecciones armadas. La más grande fue la sublevación del ghetto de Varsovia en 1943. También hubo rebeliones violentas en Vilna, Bialystok, y Czestochowa, y varios otros ghettos más pequeños. En agosto de 1944, los nazis completaron la destrucción de Lodz, el ultimo ghetto importante.

En Hungría, la creación de los ghettos no empezó hasta la primavera de 1944, después de la invasión y ocupación alemana del país. En menos de tres meses, la policía húngara, en coordinación con los alemanes, deportó casi 440.000 judíos de los ghettos húngaros. La mayoría fueron mandados a Auschwitz-Birkenau. En Budapest, los judíos fueron confinados a casas marcadas (llamadas casas de la estrella de David). En noviembre, después de un golpe patrocinado por los alemanes, el partido fascista húngaro estableció formalmente un ghetto en Budapest. Alrededor de 63.000 judíos fueron confinados en un área de 0.1 milla cuadrada. Los 25.000 judíos con pasaportes protectivos (emitidos por países neutrales) fueron puestos en un ghetto “internacional” en otra sección de la ciudad. En enero de 1945, las fuerzas soviéticas liberaron Budapest y los judíos húngaros que estaban en los ghettos.

http://www.ushmm.org/wlc/article.php?lang=es&ModuleId=10005752
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Jaime Vandor   

Volver arriba Ir abajo
 
Jaime Vandor
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» CROPCIRCLE "LA CRUZ " SEPTIEMBRE 2008 "JAIME MAUSSAN
» Y si Jaime Mend tiene razon?
» Jaime Scolnik, legado de un valiente naturista
» TV. Amenazan a Jaime Maussan por fotos de "Extraterrestre"
» Descanse en paz, ING. JAIME MARTÍNEZ MARTÍNEZ

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ESCOLA L'ESPERANÇA :: Bachillerato :: Geografía, Historia, Historia del Arte-
Cambiar a: